¿Cuánto pagan los autónomos en otros países?

En Noticias

Tras la entrada en vigor de la Ley 6/2017, de 24 de octubre de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, publicada en el BOE nº 257 de 25 de octubre de 2017, se pone en marcha una nueva reforma en el referencia al pago de los autónomos españoles.

En España, más del 27% del empleo total se corresponde con este sector y hasta más de un 18% de los afiliados a la Seguridad Social son autónomos. Cada uno de ellos, paga al mes en torno al 29% de la base de cotización que se haya escogido. En general suelen escoger la base mínima, con lo que el pago será de unos 275 € al mes (+ IRPF + IVA).

Los regímenes de los autónomos en Europa son muy diferentes y en cada país se pueden encontrar ventajas e inconvenientes. Es por ello por lo que hemos querido hacer una comparativa de lo que pagan los autónomos españoles frente a los principales países europeos.

1.     Reino Unido:

El sistema británico establece el coste de la cuota de autónomos en función de los ingresos que éstos perciban. En este país, la tarifa mínima es de 14 euros si los ingresos mensuales no superan los 600 euros. La cuota irá aumentando a medida que aumentan los ingresos.

No obstante, las coberturas incluidas son solo la pensión estatal básica, la prestación por fallecimiento y la baja por maternidad.

 

2.     Holanda:

Cada trabajador por cuenta propia deberá pagarse un seguro médico mensual (100 euros), así como seguros o similar. En Holanda no existe derecho a baja por enfermedad.

 

3.     Irlanda:

Abonan un 4% de los ingresos a efectos fiscales. Tienen derecho a asistencia sanitaria, pensión estatal contributiva, prestación por maternidad y por adopción, pensión de viudedad. No tienen prestación por desempleo.

 

4.     Alemania:

En este país el límite está en los 1700 euros. Si se ingresan más de 1.700 euros, la cuota de autónomos es de 140 euros, si no se supera, no se paga.

Por otra parte, al igual que en Holanda, deben pagarse ellos mismos el seguro médico, planes de pensiones, así como seguros adicionales.

 

5.     Portugal:

En Portugal no existe una cuota y no es obligatorio pagar el IVA, sino que se deberá pagar según los ingresos.

 

6.     Dinamarca:

Uno de los sistemas más envidiados en Europa. Los autónomos deben pagar entre un 25% y un 50% de impuestos entre los que incluye la Seguridad Social, maternidad o enfermedad y prestaciones.

7.     Italia:

La Seguridad Social en este país cubre la jubilación, enfermedad, discapacidad, prestación por desempleo y asistencia sanitaria.

En cuanto a los pagos, los autónomos deberán pagar a Hacienda en función de sus ganancias y no de sus ingresos, alrededor de un 20 o 30%.

 

8.     Francia:

Se comienza a pagar a partir del segundo año. En ese momento, existe una tasa de impuestos que depende de los ingresos y profesión del autónomo y que varía entre el 12 y el 21,3%. En cuanto a coberturas, sí están incluidas: asistencia sanitaria, incapacidad temporal, pensiones de viudedad, invalidez o jubilación. Por la parte sanitaria, el autónomo deberá pagar su seguro y gastos médicos, recibiendo posteriormente un reembolso por parte del Estado de entre el 65% y el 100%.

Entradas recomendadas