Curiosidades de los emprendedores más famosos

Seguro que en más de una ocasión has escuchado hablar acerca de algunos de los emprendedores más icónicos del mundo: Bill Gates, Steve Jobs, Elon Musk, Mark Zuckerberg, Anne Wojcicki o Amancio Ortega, entre otros. Sin embargo, ¿por qué han sido precisamente ellos los que han llegado a la cima? Muchas veces estas personas tienen una interesante historia detrás que, de un modo u otro, les ha llevado a catapultar importantes éxitos.

Emprendedores emblemáticos en nuestra historia

El creador de Microsoft es el primero de nuestros emprendedores. Desde niño, era bastante huraño y no aceptaba la autoridad, por lo que le resultaba difícil encajar. Y ya de mayor, ha sido sancionado en más de una ocasión por no respetar la velocidad máxima permitida en carretera. Parece que en algunas ocasiones los grandes genios no son capaces de encajar en nuestra sociedad, a la que después acaban recompensando con sus creaciones.

También resulta curioso conocer que el emblemático Steve Jobs fue despedido de Apple. Corría el año 1985 y, para el lanzamiento del Macintosh, Steve apostaba por bajar los precios para llegar a un público más amplio. Esto no convenció al CEO de la empresa, que decidió prescindir de Jobs desde ese momento.

El creador de Tesla también tiene alguna que otra historia interesante. Durante su etapa universitaria, Musk ideó un interesante plan para financiarse y pagar el alquiler. Decidió hacer fiestas en su casa cobrando a cada persona una entrada de cinco dólares. Mientras tanto, él se ocupaba de vigilar y no participaba en las fiestas para asegurar que el piso permanecía en perfectas condiciones. Ya desde aquella época apuntaba maneras hacia ideas bastante renovadoras.

Otro de los que ya despuntaba en la universidad era el creador de Facebook. Hoy en día, este emprendedor destapa mucha curiosidad, pues siempre parece vestirse igual. Su explicación es de lo más lógica: decide ponerse siempre una camiseta similar para no perder el tiempo cada mañana pensando en ropa. Seguro que es una buena forma de optimizar el tiempo día a día.

¿Sabías que el primer negocio de Amancio Ortega fracasó? Antes de montar su primera tienda de Zara, que sería el inicio del imperio Inditex, este emprendedor apostó por una tienda de libros y música. Sin embargo, ya existían unos almacenes próximos muy famosos y tuvo que decantarse por el negocio de la ropa finalmente.

Está claro que la historia que tenemos cada uno de nosotros nos marca de una forma u otra, pero siempre hace mella. Por eso, es posible que algunas de las ideas que te hemos comentado acerca de estos emprendedores hayan servido precisamente para ponerlos en el lugar en el que se encuentran hoy. Si sabes enfrentarte bien a las adversidades y los contratiempos, quizás en pocos años tu historia también quede reflejada en estas páginas.

Entradas recomendadas