Diferentes medios de transporte novedosos para acceder a Madrid Central

Por
En Noticias

Desde el pasado 30 de noviembre de 2018, las normas sobre restricción de tráfico entraron en vigor en el centro de Madrid. El proyecto denominado “Madrid Central”, puso en marcha una serie de iniciativas para mejorar la calidad del aire en la ciudad y reducir la importante contaminación que contiene la capital. Tras este periodo de adaptación, a partir del día 16 de marzo de 2019 se activa el sistema sancionador y se multará a los conductores que accedan al recinto de Madrid Central sin autorización. La multa, será por infracción leve y ascenderá a 90 euros. No obstante, si se realiza pronto pago, el importe se reducirá a 45 euros.

A continuación, se exponen los medios de transporte con los cuales es posible el acceso y la circulación por Madrid Central libremente:

  • Vehículos de personas empadronadas en los barrios del perímetro, independientemente de la etiqueta ambiental que posean. En 2025 cambiará, ya que la falta de etiqueta ambiental impedirá su acceso por Madrid Central, a no ser que se trate de vehículos considerados como históricos.
  • Vehículos de personas titulares de plaza de garaje, acreditando ante el Ayuntamiento la titularidad del vehículo.
  • Vehículos con etiqueta ambiental CERO.
  • Vehículos con etiqueta B o C únicamente podrán aparcar en parking público o privado.
  • Vehículos de personas con movilidad reducida, debiendo haber comunicado al Ayuntamiento con anterioridad su matrícula.
  • Taxis o VTC cuando tengan un servicio con origen o destino en la zona.
  • Bicicletas y motos con etiqueta ambiental.

¿Qué excepciones hay?

  • Vehículos con etiqueta ambiental B o C invitados por los residentes. Cada residente, contará con 20 invitaciones al mes.
  • Vehículos con etiqueta ambiental B o C de servicios profesionales.
  • Vehículos que presten servicios públicos esenciales y básicos.
  • Vehículos que presten asistencia pública sanitaria.
  • Vehículos que accedan para dejar o recoger alumnos.
  • Vehículos para trabajadores con horarios nocturnos.
  • Vehículos con permisos extraordinarios.

*A partir de 2020, los vehículos sin etiqueta ambiental no podrá acceder a la zona SER (Servicio de Estacionamiento Restringido) en ninguno de los casos. Y a partir de 2025, no podrán circular por todo el término municipal.

Otras alternativas de medios de transporte:

  • Transporte público:
  • 70 líneas de EMT (Empresa Municipal de Transportes).
  • Seis líneas de Metro (1,2,3,4,5 y 10).
  • Líneas de tren cercanía RENFE que llevan a las estaciones de Sol, Atocha, Embajadores y Recoletos.
  • Taxi: 27 zonas reservadas para taxis en todo el distrito. Así mismo, los vehículos de transporte con conductor que dispongan de un servicio previamente contratado, podrán acceder al área “Madrid Central” para recoger o llevar a un viajero.

La novedad del “sharing en Madrid”.

Se trata de un modelo de alquiler de coches, motos y bicicletas durante cortos períodos de tiempo, normalmente una hora.

  1. Carsharing: Las compañías “carsharing” proporcionan dos métodos de uso.

Algunas disponen de sede fija en la que el usuario puede recoger el coche y devolverlo al mismo lugar.

Otras empresas, permiten hacer “free-floating”, es decir, repartir vehículos por toda la ciudad para que los usuarios puedan utilizarlos haciendo el trayecto que deseen. Estos coches podrán ser aparcados de nuevo en cualquier otro sitio, como si se tratase de un sistema de alquiler de bicicletas.

Características del carsharing:

  • Están dirigidas a desplazamientos breves, por eso facturan por minuto en vez de por hora.
  • Suele pagarse una cuota inicial, aunque luego esta cantidad se reinvierte en el usuariopara cubrir los primeros usos.
  • Los vehículos de carsharing no se encuentran estacionados en parkings, por lo que es posible usar el vehículo más cercano de donde se encuentre.
  • El coche se abre utilizando la propia appno necesitará ninguna tarjeta.
  • Todas las plataformas permiten reservar un vehículo con 20 minutos de antelación.
  • Generalmente, son coches pequeños y eléctricos, adaptados a un desplazamiento muy urbano para que te facilite la tarea de buscar aparcamiento.
  • Al estar pensados para desplazamientos cortos, no hay problemas con su autonomía. El usuario deberá dejarlo siempre con una carga mínima, al menos un 10%, aunque no deben preocuparse por cargarlo, lo harán los operarios de la compañía.
  • El aparcamiento en el centro de Madrid sería gratuito, ya que se trata de coches eléctricos y ecológicos lo que significa que podrán estacionar en las zonas verde y azul sin problema.

Coches eléctricos con parking:

  • Bluemove. Esta compañía dispone de vehículos híbridos y eléctricos, además de un buen número de aparcamientos propios en toda la zona. Su flota de vehículos permiten el transporte de hasta 5 personas y tienen gran capacidad.
  • Respiro. Una compañía similar a la anterior, con varios modelos de coches distribuidos por aparcamientos en el interior de toda la M-30, Chamberí y distrito Centro incluidos.
  • Electric Way. Ofrece coches eléctricos del modelo Renault Twizy, biplaza y con obligación de devolver el coche en el mismo y único aparcamiento junto al parque del Retiro.

Coches eléctricos sin parking:

Madrid cuenta con varias empresas de alquiler de coches eléctricos con cientos de unidades disponibles en toda la ciudad. Estas son las opciones:

  • Car2go: la empresa de eléctricos más veterana. Para usar sus vehículos (todos de dos plazas) será necesario registrarse previamente en la web, descargar la aplicación y buscar un coche cerca. Una vez finalizado el trayecto, se deberá aparcar ya sea en plazas verdes o azules, y así de fácil. El alta tiene un coste de 9 € y cada minuto recorrido con el vehículo alquilado 0,21€.
  • Emov: funciona igual que los anteriores y el precio por minuto es de 0,24 €. Tiene la ventaja de que sus vehículos son de cuatro plazas, por lo que tienen mayor capacidad de transporte y de almacenamiento.
  • Zity: la última compañía en llegar, con 5 plazas, amplio maletero y la mayor autonomía de las tres. Sus tarifas son de 0,24€ por minuto pero no cobran el alta. Dispone de un servicio que permite aparcar, hacer recados y volver a coger el mismo coche por un bajo precio.
  1. Bikesharing: BiciMAD desde 2014, se trata de un servicio público de alquiler de bicicletas eléctricas y cuenta con 56 estaciones y 1.377 anclajes. Además, Madrid cuenta con otras tres empresas más: Donkey Republic, Obike y la última en llegar, Ofo. Todas estas bicicletas, incorporan localización por GPS y se pueden alquilar con una aplicación. Es la forma de transporte más barata (0,50€ los primeros 30 minutos con alta previa obligatoria), y sus bicis se pueden recoger y dejar en las decenas de estaciones disponibles en el interior de la M-30.
  2. Motosharing: existen seis empresas de alquiler de estas motos eléctricas: eCooltra, Muving, Ioscoot, Movo, COUP y Acciona motosharing.

Características:

El funcionamiento del motosharing es muy similar al que ya conocíamos con el carsharing.

  • Cómo registrarse. Deberá vincular la cuenta a una tarjeta de crédito.
  • Saber conducir. Será necesario tener el carnet de ciclomotor (AM, A1, A2, A o B) y que su licencia sea válida para el país donde conduzca. Además, generalmente es necesario tener un mínimo de 18 años para poder utilizarlas, aunque algunas piden una edad superior y a veces se solicita una determinada antigüedad como conductor.
  • Por minuto. Está pensado para hacer desplazamientos cortos, por eso facturan por minuto en vez de por hora.
  • Zonas delimitadas. Tienen zona de aparcamiento delimitado y a veces también de circulación, por lo que no se podrá salir de estas áreas.
  • Busca la moto más cercana. Las motos se encuentran aparcadas por la ciudad y podrás usar la más cercana localizándola y reservándola (generalmente, durante un máximo de 15 minutos) a través de la app.
  • Cómo arranca. La moto se pondrá en marcha desde la propia app. No necesitas ninguna llave o tarjeta.
  • Cascos para 2. Disponen de 2 cascos adaptables.
  • Baterías eléctricas. Son scooters eléctricas, adaptadas para desplazamientos urbanos.
  • Teléfono móvil con batería. Es importante que tenga batería suficiente en el teléfono móvil, ya que iniciar y finalizar sesión será vía app.
  1. Patinetes eléctricos:

Los patinetes eléctricos pueden hacer uso del carril bici, así como de aceras bici, sendas bici y pistas bici.

– Ciclocarril: Carril de coexistencia que se encuentra ubicado en una calle de varios carriles de circulación. Las bicis pueden circular por aquí, los patinetes, no.

– Ciclocalles: Calle de un único carril y sentido de circulación (y por tanto de coexistencia entre los diferentes vehículos). Aquí sí pueden circular los patinetes junto con bicis y coches.

Desde el Ayuntamiento y diferentes organizaciones aseguran que el 85% de calles de la almendra central permiten circular con patinetes eléctricos. Cuando no haya opción de circular, el usuario debe bajarse e ir andando por la acera.

Los patinetes se rigen como las bicicletas. Si hay aparcamientos específicos para estos vehículos o para motos, se podrán utilizar dicho espacio. Si no los hubiese, se puede estacionar en la acera, siempre que haya tres metros de ancho y de manera paralela al bordillo. En aceras que tengan más de seis metros de ancho se deberán aparcar en semibatería o ángulo recto. En estos casos, si hay un patinete ya estacionado se colocará de manera paralela.

Podrán utilizarse a partir de los 15 años y el casco no será obligatorio para la mayoría de los usuarios. En el texto se recoge como «recomendación» habiendo solo una única excepción: los menores de 16 años deben llevar casco (se deberá tener en cuenta que estos vehículos se pueden utilizar desde los quince). No hará falta seguro ni carnet.

Últimas entradas