Emprender capitalizando la prestación por desempleo

Por
En Noticias

¿De qué se trata?

La capitalización del paro es el cobro en un único pago de la prestación de desempleo para iniciar una actividad profesional.

Se trata de una opción muy interesante para aquellas personas que deciden emprender su propio negocio,  y, además, ayuda a fomentar la creación de empleo autónomo siempre y cuando la cuantía económica correspondiente al desempleado se emplee en uno de los casos que explicamos más adelante: iniciar una actividad empresarial como autónomo, incorporarse como socio trabajador de una cooperativa o una sociedad laboral ya constituidas, destinar este importe a realizar una aportación al capital social de una entidad de nueva creación, o en una entidad ya existente que supere un año de vida.

¿Quién puede solicitarlo?          

Todos aquellos desempleados que estén cobrando una pensión retributiva por cese definitivo de su relación laboral y que justifiquen la necesidad de ese capital para una inversión empresarial.

Se trata de una opción válida para casi todos los desempleados. No obstante, se establecen unos requisitos para poder ser beneficiario del pago único. Los más importantes son:

  • No haber iniciado la actividad económica ni estar dado/a de alta en la Seguridad Social.
  • Debemos acreditar el alta como autónomos estables o la incorporación como socio trabajador de una sociedad laboral, mercantil o cooperativa.
  • Iniciar la actividad en el plazo máximo de un mes desde la fecha de aprobación del pago único.
  • No compatibilizar la prestación por desempleo con ser autónomo en los dos últimos años.
  • Tener pendiente de cobro al menos tres mensualidades de la prestación.
  • No haberse beneficiado de otro pago único en los cuatro años anteriores.
  • No haber impugnado el despido que diera lugar a una situación de desempleo. En estos casos, debemos esperar a que se resuelva el caso de impugnación para poder solicitar la capitalización.

Una vez cumplamos esos requisitos, es importante saber cuáles son las actividades empresariales compatibles con el pago único, pues las cantidades a que se tienen derecho varían en función de lo que pretendamos hacer con la capitalización.

  1. Actividad empresarial como autónomo.
  • Pago único (100%): aquellas personas que realicen una inversión pueden financiarla con hasta el 100% de la prestación por desempleo que les reste por percibir.
  • Percepción sólo de una parte de la prestación. Si no va a obtener toda su prestación en un solo pago, puede solicitarse simultáneamente el abono mensual del importe restante para subvencionar su cotización a la Seguridad Social durante el desarrollo de la actividad.
  • Compensación mensual de las cuotas de autónomos: También es posible solicitar el abono mensual de las cuotas de cotización a la Seguridad Social.
  1. Entidad mercantil de nueva creación o con menos de 12 meses. Será imprescindible poseer el control efectivo de la sociedad y que se vaya a ejercer en la misma actividad. Debe producirse el alta en la Seguridad Social en el Régimen por Cuenta Propia. De esta manera, podrás utilizar la capitalización para dos situaciones:
  • Realizar una aportación al capital social de dicha sociedad.
  • Hacer frente a los gastos de creación y puesta en funcionamiento de la misma.
  1. Socio trabajador de una mercantil o cooperativa. Desde el año 2015, a los socios trabajadores de sociedades mercantiles de nueva creación, se les da la posibilidad de utilizar la capitalización para aportaciones al capital social y cubrir los gastos de constitución en vez de tener que dedicar el 100% de la capitalización al pago de cuotas. Con medidas de apoyo al emprendedor, estímulo del crecimiento y creación de empleo introducidas en el Real Decreto-Ley 4/2013, la capitalización del 100% puede destinarse a la inversión necesaria para desarrollar la actividad.
  2. Socios trabajadores de sociedades laborales y cooperativas: los socios de cooperativas y sociedades laborales pueden optar entre:
  • Único pago de la cantidad a desembolsar como aportación al capital social. Si este importe es inferior a la prestación pendiente de percibir, el resto se podrá dedicar a compensar las cuotas mensuales de autónomos.
  • Solicitar el 100% de la prestación pendiente de cobro para compensar cuotas mensuales de autónomos.
  • Es importante destacar que en todos los casos anteriores, se deducirá el importe relativo al interés legal del dinero y podrá destinar hasta el 15 % servicios específicos de formación y asesoramiento.

¿Cómo se solicita?

Lo primero que se debe hacer es dirigirse al “Servicio Público de Empleo Estatal” (SEPE). Allí, es posible solicitarlo tanto en el momento de tramitar la prestación por desempleo que se pretende capitalizar, como en cualquier momento posterior. También se puede solicitar a la vez que la prestación por desempleo.

La solicitud debe incluir una memoria de la actividad que se desarrollará y, en el caso de realizar inversiones, detallar cuáles van a realizarse.

Una vez aprobada nuestra solicitud y recibido el importe del pago único, no se podrá destinar el dinero a otros fines distintos a los especificados en la solicitud. Se establece un plazo de un mes para ejecutar el proyecto y justificarlo entregando las facturas correspondientes, recibos de alquiler, contratos de compraventa, etc., que acrediten nuestra inversión.

Desde un punto de vista fiscal, el 100% de las cantidades percibidas en concepto de capitalización del paro están exentas de IRPF. El único requisito es que se mantenga la actividad empresarial durante al menos cinco años. Si se produce la baja antes del citado plazo, se pierde este derecho y en la declaración de la renta se tendrá que incluir las cantidades percibidas a las que se haya aplicado la exención.

Subvenciones y ayudas

La capitalización del paro no invalida la acción de pedir otro tipo de subvenciones y ayudas, ya que no se está pidiendo ningún dinero público, sino el anticipo de una cantidad que corresponde al trabajador. Sin embargo, puede ocurrir que algunos subsidios de organismos autonómicos o administraciones locales que aspiran a fomentar el emprendimiento sí que sean incompatibles con la prestación por capitalización.
En el caso de las cooperativas y sociedades laborales, existen otras ayudas específicas para favorecer la creación de empleo y la inversión, que conviene solicitar una vez se ha capitalizado el paro.

Entradas recomendadas