Uso de las Redes Sociales para Empresas

Post redactado por Patricia S., Community Manager de Funky Marketing.

 

Hoy, parece impensable hablar de una empresa y no ubicarla en su entorno digital, no acudir a su web para saber más de ella, no echar un vistazo a sus redes sociales para ver lo último que está haciendo.

Parece impensable, porque sí, es impensable no hacerlo. Hoy día, la mayoría del conocimiento y la información de cualquier negocio, se obtiene por su presencia en los medios sociales digitales. La mayoría de los usuarios que oyen hablar de una empresa, o que están interesados en un producto o servicio específico, generan su primera acción de búsqueda con un click en Internet.

Buscamos su página web, buceamos en su Instagram y el tipo de contenido que genera, vemos las últimas noticias en Facebook… En definitiva, hay que estar presentes.

Por ello, os hacemos un breve resumen de las principales redes sociales que comúnmente se utilizan hoy en día, así como su importancia y principales usos que podemos y debemos darles para nuestros negocios.

Instagram: Las redes sociales, son en primer lugar un espejo al mundo para contar y mostrar lo que nuestra hace de una manera lo más atractiva posible.  Mostrar espectaculares fotografías sobre nuestros productos y servicios, conseguirá un gran aclamo por un gran público. Instagram es la red social con más actividad potencial en los últimos tiempos.  Esta red social, ya nos permite hacer de todo para “vender” nuestra empresa con una gran visibilidad y crear una espectacular imagen de marca.

Podemos subir vídeos de hasta un minuto en publicaciones, y de más de un minuto y de gran calidad en el formato IGTV. Además, podremos etiquetar y añadir nuestro catálogo de productos si contamos con una tienda online, una llamada a la acción directa de una manera sencillísima.

Las Stories son un gran recurso a utilizar, con mucha visibilidad y con posibilidad de interactuar con tu público objetivo mediante preguntas, sorteos etc.

Se está extiendo la multitud de personas que se dedican a recomendar marcas y servicios, los llamados “influencers” que llegan a un gran número de personas y generan seguidores objetivos directos a tu perfil.

Facebook: Una red social cada vez con menor peso, pero de gran importancia sin embargo como imagen corporativa de empresa. En Facebook, existe mayor flexibilidad que en Instagram para contar lo que deseemos de la manera que más nos convenga. Con vídeos de cualquier tipo, imágenes, texto, carousel de imágenes y texto, ofertas destacadas… Y también podemos añadir el catálogo de productos de una tienda online y compartirlo con nuestros usuarios.

Sin embargo, las mayores posibilidades en Facebook, se consiguen a través de la publicidad. Facebook, consigue una segmentación de público al detalle, que la empresa puede seleccionar a su gusto y pudiendo dar a la perfección con su público objetivo. Además, con el píxel de Facebook que podemos incorporar a nuestra página web, podemos también recabar información de todo usuario que ha interactuado de diferentes maneras en nuestra web y poder hacerle publicidad. Los resultados son infinitos.

Twitter: El canal de “las últimas noticias” por excelencia. Si lo que deseas es estar presente en el último instante, Twitter es el lugar. Actualizaciones novedosas cada segundo, con la posibilidad de etiquetar a otras cuentas que desees para conseguir interacciones y sinergias de una manera bastante sencilla y efectiva sobre todo con la posibilidad del “Retweet” (más difícil de conseguir por ejemplo en Instagram).

El truco de esta red social es este: Crear contenido, etiquetando a usuarios con multitud de seguidores que puedan ser de ayuda para tu empresa si consigues que te compartan.

Youtube: Sin duda alguna, el vídeo está de moda. Y no sólo de moda, es que el cerebro humano atiende antes a una imagen en movimiento que a una imagen estática. Lo que nos dice que: el vídeo es obligatorio. Tener un canal de youtube es un punto muy a favor donde generar contenido muy visible, atractivo y dinámico.  La posibilidad de hacer breves conferencias online, cursos o tutoriales, dar claves sobre algo relacionado con tu negocio, es un contenido muy rico e interesante para el usuario. Dará una gran imagen a tu empresa.

LinkedIn: La red social sin duda más profesional con la que podrás conectar con personas de tu entorno laboral, donde poder ofertar además puestos de trabajo.

También es óptima para la actualización de noticias más profesionales sobre tu empresa, y atraer a empresarios, proveedores, clientes, trabajadores de tu mismo entorno laboral y crear así importantes sinergias.

WhatsApp: ¿Una nueva red social? Pues posiblemente sí. Y es que es el canal por el que más directamente podemos acceder al usuario y de una manera más personal.

Con Whatsapp podemos personalizar mensajes, y además tener una vía de atención al cliente para solucionar problemas de manera directa y rápida, favoreciendo así la fidelización del cliente.

Además, la última innovación respecto a WhatsApp es que el gigante de Facebook, permite añadir en sus anuncio, una llamada a la acción de “Enviar Mensaje” a WhatsApp (Siempre que contemos con WhatsApp Business, el servicio de la App para empresas).

Entradas recomendadas